Héctor Suárez tacha de “atentado contra la democracia” que Antonio Morales se niegue a dar explicaciones a los grancanarios

Coalición Canaria de Gran Canaria acusa “la falta de transparencia” del presidente del Cabildo de Gran Canaria y le exige información sobre las cuentas en B

Los nacionalistas aseguran que la confianza de los grancanarios en su presidente está ahora “quebrada”       

Las Palmas de Gran Canaria, a 27 de febrero de 2018. El secretario de Comunicación de Coalición Canaria, Héctor Suárez, ha tachado hoy de “atentando contra la democracia” que el presidente del Cabildo de Gran Canaria, Antonio Morales, se niegue a dar explicaciones a los grancanarios de los hechos de los cuales se le acusan después de conocerse el informe emitido por la Audiencia de Cuentas, que cuestiona la gestión de los fondos públicos llevada a cabo en su etapa como alcalde de Agüimes.

Antonio Morales ha hecho declaraciones en un medio radiofónico de Gran Canaria en las que ha llegado a afirmar: “Yo no tengo por qué explicar eso en el Cabildo”, haciendo alusión a las presuntas irregularidades que se derivan del documento emitido por los auditores que revisaron las cuentas del Ayuntamiento.

Ante estas afirmaciones, Héctor Suárez ha subrayado: “Morales muestra una total falta de transparencia y espíritu democrático al negarnos a todos los grancanarios conocer la verdad sobre la gestión que hizo de los fondos públicos durante los veintiocho años que gobernó en Agüimes”, pues “no podemos olvidar que ahora es quien gestiona el dinero público de todos los grancanarios”.

Por otra parte, el nacionalista añadió que la actitud del presidente es absolutamente “vergonzosa y antidemocrática” y apuntó que Morales atenta contra los principios de “libertad de expresión y pluralidad” al utilizar sus intervenciones en los medios de comunicación para “desprestigiar” a determinados medios porque las informaciones que sobre él se publican “le incomodan”, en vez de usarlas para dar explicaciones convincentes de por qué existían hasta trece cuentas bancarias en B, al margen de la contabilidad del Ayuntamiento, que sumaban un montante total de varios millones de euros.

Héctor Suárez ha afirmado que las respuestas que ofrece el presidente del Cabildo de Gran Canaria para justificar la existencia de dichas cuentas no se sostienen. “Si eran utilizadas para hacer pagos por parte de los concejales, ¿por qué se saltaban los procedimientos administrativos y las prelaciones de pagos que establece la ley?”, dijo y subrayó el hecho de que es igualmente grave que el presidente afirme que esta es una práctica habitual en los ochenta y ocho municipios canarios.

Para Coalición Canaria en Gran Canaria la falta de transparencia de Antonio Morales ha quedado de manifiesto al admitir entre otras cuestiones que el Ayuntamiento que gobernó durante veintiocho años carecía de un plan de tesorería, un organigrama interno o un procedimiento reglado para la realización de compras.

Asimismo, los nacionalistas creen “muy grave” que se haya reconocido la existencia de fraccionamientos en los contratos, “aunque sea para comprar bolsas de basura y fotocopiadoras”, porque esta manera de proceder no es legal, independientemente del servicio que se contrate. También critican duramente que haya tenido la desfachatez de catalogar de “chorradas” estas presuntas irregularidades administrativas de las que se le acusa.

Por todo ello, Héctor Suárez ha recordado a Antonio Morales que sí tiene la obligación de dar explicaciones a los grancanarios porque “tras las últimas informaciones