Ana Oramas: “Con el nuevo Estatuto de Autonomía Canarias ha demostrado que es capaz de gestionar su propio futuro”

“Hoy es un día de celebración”, porque a falta de los trámites en el Congreso y en el Senado, Canarias va a subir el último peldaño de su ordenamiento jurídico para situarse, dentro del Estado, como una autonomía del máximo nivel y contar con una “norma fundamental para los próximos 25 años”

El nuevo Estatuto de Autonomía es vital para Canarias porque reconoce la diferencia geográfica, territorial y cultural del Archipiélago de Canarias en el conjunto del Estado y garantiza nuestras singularidades en una España plural y diversa

Madrid, a 25 de julio de 2018. La diputada por CC-PNC en el Congreso de los Diputados, Ana Oramas, ha celebrado esta tarde la aprobación en el seno de la Comisión Constitucional del Estatuto de Autonomía de Canarias y se ha referido al mismo “como un reconocimiento del Archipiélago dentro del Estado, demostrando que Canarias es capaz de gestionar su propio futuro”.

“Hoy es un día de celebración”, porque a falta de los trámites en el Congreso y en el Senado, Canarias va a subir el último peldaño de su ordenamiento jurídico para situarse, dentro del Estado, como una autonomía del máximo nivel y contar con una “norma fundamental para los próximos 25 años”.

Buena parte del trabajo realizado ha sido impulsado desde un nacionalismo responsable y sensato. “Un nacionalismo que se ha movido escrupulosamente en el marco de la Constitución del 78, sin demagogia, sin cultivar la xenofobia y contribuyendo a la solidaridad entre todos los pueblos del Estado español”, destacó Oramas.

El nuevo Estatuto de Autonomía es vital para Canarias porque reconoce la diferencia geográfica, territorial y cultural del Archipiélago de Canarias en el conjunto del Estado y garantiza nuestras singularidades en una España plural y diversa. Es la llave para que Canarias forme parte del Estado al poder desarrollar su autogobierno, ejerciendo las competencias propias con suficiencia y favoreciendo  el desarrollo económico y social que merece el pueblo canario. Todo ello con el reconocimiento  y garantía de nuestro régimen económico y fiscal, que nos permitirá ser iguales aún siendo diferentes, “desvinculado ya de la financiación autonómica”.

El Estatuto permite, como ya se hace en el marco europeo, la modulación de las políticas y actuaciones del Estado en materia de transportes, de telecomunicaciones, de mercado interior, de energía, de medio ambiente, de puertos, de aeropuertos, de inmigración, de fiscalidad, de comercio exterior y de cooperación al desarrollo.

Por otra parte, reconoce el territorio y el mar sobre el que se asienta Canarias, porque es un Archipiélago, islas y mar en una regulación acorde con la Constitución y con el Derecho Internacional y con el reconocimiento de La Graciosa como octava isla. Las Islas podrán ser “la plataforma de las políticas europeas y españolas hacia África, que le dará un nuevo liderazgo en el  Atlántico medio y que fomentará nuestro desarrollo económico”, apuntó Ana Oramas.

Se trata de un Estatuto que piensa en las personas, “que incluye nuevos derechos y libertades públicas de la ciudadanía como son la Igualdad, la lucha contra la violencia de género; los derechos de los menores y de los mayores, Memoria histórica, Testamento vital y Educación y Vivienda”.

En materia de competencias, se regula su régimen como lo hacen los Estatutos de tercera generación y son particularmente importantes -“aunque no con la redacción que hubiéramos querido los nacionalistas canarios”, precisó la diputada-, las competencias en costas, en aeropuertos, en el tráfico aéreo interinsular, en control fitosanitario, la sanidad exterior o la participación en las telecomunicaciones.

“Muchos desconocen el trabajo que nos ha costado, a los nacionalistas canarios, explicar, cada vez que cambia el gobierno en Madrid, una y otra vez, que somos una realidad distinta y distante. Lo entendió antes Bruselas”, recordó. Este segundo paso, es todavía más importante, “con el nuevo Estatuto y con la nueva Ley del REF, el Estado español reconoce la existencia y las singularidades de un archipiélago lejano y fragmentado donde vive un pueblo de más de dos millones de personas que se sienten orgullosamente parte de Europa”, resaltó.

La diputada de Coalición Canaria reconoció que ha habido varios cambios respecto al texto original aprobado por el Parlamento de Canarias, “gran parte de ellos suponen mejoras y avances; otros, consensos necesarios para una mejor garantía constitucional del texto estatutario y otros, expresión de desacuerdos que afectan al régimen de las instituciones de la Comunidad Autónoma Canaria”. En este sentido advirtió que “habrá que valorar qué cambios con respecto al original se consideran sustanciales para que la Cámara canaria se pronuncie sobre los mismos con la mayor rapidez”.

Sobre la Reforma electoral, Oramas insistió en su intervención, que “no compartimos que en Madrid se decida la composición del Parlamento canario, cuando tras la aprobación de este Estatuto se permite que una mayoría de 3/5 (36 diputados) pueda modificarla. “Han corrido por un atajo y nosotros no estamos de acuerdo con que se haya incrementado hasta 75 escaños posibles la propuesta que venía de Canarias”, argumentó la diputada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *